Sur Astronómico

Domingo 22 de octubre de 2017 08:19 UT - Día Juliano 2458049

El Homunculus: historia y observación visual

Enzo De Bernardini
Sábado 30 de enero de 2010
Observación
El Homunculus: historia y observación visual

Algo de historia

La Nebulosa del Homunculo (u Homunculus, "hombre pequeño" en latín) es la nebulosa de emisión en forma bipolar que rodea a la estrella eta (η) Carinae, la cual se localiza dentro de una mucho mayor región H II, la conocida Nebulosa de eta Carinae (NGC 3372) Esta estrella en realidad es un sistema doble, con una luminosidad combinada de alrededor de 4 millones de veces la luminosidad del Sol, y una masa total que excede las 100 masas solares.

Se cree que la formación del Homunculus tuvo lugar durante la enorme erupción de la estrella en el año 1843, donde se se convirtió en la segunda más brillante del cielo al alcanzar magnitud -1, solo superada por Sirius (magnitud -1.46), emitiendo una cantidad de luz visible comparable al de la explosión de una supernova, pero sobreviviendo al evento. Durante esta erupción la estrella eyectó una gran cantidad de gas al medio interestelar circundante, material que actualmente puede observarse como una nebulosa oblonga que se expande alejándose de la estrella. La nebulosa brillante interna, constituida por unas 10 masas solares, es la que fue bautizada con el nombre de "Homunculus" por el astrofísico argentino Enrique Gaviola  (Observatorio de Córdoba, Argentina) en una publicación de 1949. Allí puede leerse la descripción original:

«La compleja estructura de la parte más brillante de la nebulosa de la estrella -a 6" del centro- fue observada en Bosque Alegre con el reflector de 61 pulgadas la primera vez que la estrella fue puesta en la rendija del nuevo espectrógrafo a comienzos de la mañana del 9 de Enero de 1944. Bajo un aumento de 1200 diámetros y una imagen estelar no mayor a 1" una forma semejante a un "homunculus", con su cabeza apuntando al noroeste, piernas opuestas y brazos cruzados sobre un cuerpo gordo podían verse claramente.»

La erupción de 1843 generó estos dos lóbulos que se expanden a 650 kilómetros por segundo, y un gran disco ecuatorial que se mueve con velocidades aún más rápidas: entre 40 y 1500 kilómetros por segundo en dirección hacia afuera. El tamaño real del eje mayor de los lóbulos se estima en 500 veces el diámetro del Sistema Solar. Son vistos desde la Tierra con un tamaño aparente de 16 segundos de arco y una inclinación de 57° respecto al plano del cielo. La distancia estimada a eta Carinae es de 7500 años luz.

Observaciones en los años 1990 realizadas con el Telescopio Espacial Hubble revelan al Homunculus en todo su detalle.  Se han observado grumos a pequeña escala, de solo unas 10 veces el tamaño del Sistema Solar. Estos grumos y el borde bien definido que se observa en el objeto parecen sugerir que se trata de una cáscara fina y bien definida de materia, sin un volumen relleno, similar a dos burbujas unidas en la zona donde se encuentra la estrella central, eta Carinae. Las observaciones muestran que esta cáscara ha comenzado a fragmentarse a causa de la presión de radiación y los vientos estelares que provienen de la estrella.

Homunculus

Credits: J. Morse (University of Colorado), NASA.

Investigaciones posteriores (Ishibashi et al. 2002) utilizando el espectrógrafo del Hubble han mostrado la existencia de un pequeño homunculus de solo unos 2" de eje mayor dentro del homunculus principal, el que se sospecha fue originado en una erupción menor en 1890, cerca de 50 años después de la formación del Homunculus de mayor tamaño.

Observación Visual

El Homunculus es un objeto que puede observarse visualmente. Es de tamaño algo pequeño, pero utilizando un telescopio de 150 mm de apertura o mayor y con altos aumentos es posible discernir perfectamente los dos lóbulos, uno de ellos algo más pálido que el otro, con la brillante eta Carinae justo en medio. Con un telescopio de 200 mm bajo cielos estables se pueden detectar ciertos rasgos y detalles en los lóbulos que lo conforman. Las siguientes notas de observación fueron realizadas por el autor utilizando un telescopio reflector de 200 mm de apertura trabajando a 250x:

«Pequeño pero bien visible. Observable a 125x, mejor observación a 250x. La estrella central, eta Carinae, dificulta la observación por ser mucho más brillante que el Homunculus. Dos lóbulos perfectamente distinguibles, orientados en sentido este-oeste, con el lóbulo oeste marcadamente menos brillante que su contraparte este. De color naranja pálido. Ambos lóbulos se extienden directamente desde eta Carinae. Son de forma redondeada, el lóbulo este (brillante) parece extenderse algo más que el oeste, más débil, quizá por una cuestión de perspectiva. El lóbulo este posee una zona de brillo más intenso en el borde sur, desde la estrella hasta cerca de medio camino del largo total. Es una zona algo pequeña. Desde la base del lóbulo en la estrella se extiende una línea difusa y oscura, como una hendidura, que lo corta por el centro hasta casi el límite exterior. En este lóbulo se percibe por momentos un aspecto algo granular.»

«La zona de eta Carinae se encuentra envuelta en nebulosidad, con una mayor concentración hacia el oeste y una zona marcadamente menos densa entre la estrella y las periferias al oeste, y una mayor disminución hacia las periferias del norte y este. Las zonas circundantes poseen estrellas de brillo variado, dispersas. Se destaca hacia el sudeste una cadena de cinco estrellas más brillantes que corre de norte a sur. Eta Carinae forma un triángulo bastante simétrico con dos estrellas de brillo medio cercanas, al norte.»

El siguiente dibujo fue realizado en dos sesiones de observación. Puede notarse el aspecto del Homunculus y las pequeñas características detectadas en el lóbulo más brillante: una línea fina y oscura que se asemeja a una hendidura, y una sección de borde brillante que se extiende desde la estrella central por el límite del lóbulo este, del lado sur. El dibujo original hecho a lápiz luego fue digitalizado para darle la terminación y el coloreado que se muestra.

Homunculus (Enzo De Bernardini)

Toda la zona se encuentra envuelta en la gran Nebulosa de eta Carinae (NGC 3372), con ricos campos estelares y pequeños cúmulos de estrellas en los alrededores.

Para localizar a eta Carinae, y así observar el Homunculus, puede utilizar el mapa de búsqueda publicado en la sección Cielo Brillante. La estrella actualmente se encuentra especialmente brillante y es visible a simple vista, incluso bajo cielos de ciudad.

Espero que este artículo incentive a la observación de este espléndido objeto, un ejemplar único y observable en los cielos australes durante el verano y el otoño. Aguardamos sus comentarios.

Buenos cielos y buenas observaciones.

Bibliografía y Referencias

 


 
1 + 2 = ingrese el valor del cálculo.
 
La dirección de email no será publicada y no es requerida.
ENVIAR
Anthony Silva - Maldonado, Uruguay · 16/08/2016 03:49 UT
agustin - Rosario Argentina · 23/02/2010 03:02 UT
Parece un espejo pinchado por donde rebalza fuego..
Gaston - Luis Guillon · 12/02/2010 15:16 UT
No sabia que Gaviola le habia puesto el nombre... otra razon mas para considerarlo genio.
Ronny - Lima · 30/01/2010 22:26 UT
Como dicen: buenos cielos, pero lamentablemente donde vivo los cielos estan nublados ¡que colera¡>:. Si estuviera despejados las nubes en cielos lo hubiera observado con mi telescopio de 300 mm y tomar excelente fotografias.
iRReaL - Mendoza · 30/01/2010 05:14 UT
guau! increible! ojala pueda verla con mi telescopio.muy interesante y informantes pagina. felicitaciones!